UN POQUITO DE HISTORIA: D6

Escrito por | Categorías: Puro rol

UN POQUITO DE HISTORIA: D6

Todo empezó desde el tradicional dado de seis caras puesto ha dado su nombre a un sistema de juego de rol en el que se usan exclusivamente dados de seis caras: el “sistema D6“.
Inventado por los diseñadores de juegos de la editorial Chaosium para un juego de la editorial West End Games, el sistema D6 se popularizó sobre todo a partir de la aparición del juego de rol Star Wars (1987 y que ya es D20), cuyo sistema de juego estaba enteramente constituido por el sistema D6.
Este sistema de juego está basado en la atribución de un cierto número de dados a las características y habilidades de los personajes jugadores.
star wars rolLa resolución de las acciones se lleva a cabo obteniendo en cada tirada un resultado igual o superior a un valor expresado en puntos de dificultad, dificultad determinada por el MASTER, siguiendo lo estipulado por la reglas del juego.
Cuantos más dados tiene un personaje en una habilidad mayores posibilidades tiene su jugador de superar las dificultades que se presentan al realizar acciones que requieran dicha habilidad. En este sistema de juego la notación de los dados se hace mediante la simple letra “D” precedida del número de dados requeridos en la tirada.
Ninguna otra cifra sigue a la letra “D” para indicar un número de caras de dado, pues todos los dados que requiere este sistema de juego tienen seis caras y no es necesario señalar el número de estas. Por ejemplo un jugador de Star Wars quiere reparar su nave espacial y dispone de cuatro dados más un punto (4D+1) en la habilidad “reparar naves espaciales” (4D+1 se lee “cuatro dados más uno” en la notación abreviada del sistema D6). Según los daños o las averías recibidos por la nave durante la partida (o durante una partida precedente) el director de juego determina una dificultad más o menos elevada.
El juego aconseja la siguiente escala de números de dificultad:
•    De 3 a 5: tarea muy fácil
•    De 6 a 10: tarea fácil
•    De 11 a 15: tarea de dificultad moderada
•    De 16 a 20: tarea difícil
•    De 21 a 30: tarea muy difícil

Si los daños causados en la nave son lo bastante graves el director de juego podrá, por ejemplo, determinar una dificultad de 15. La tirada de dados del jugador en su habilidad “reparar naves espaciales” (4D+1 siguiendo el ejemplo citado) resultará de la suma obtenida al tirar los cuatro dados de seis caras (4D+1) más el punto adicional que se ha de sumar al total (4D+1). Para que a efectos de juego la nave espacial vuelva a estar en condiciones normales el resultado de la tirada del jugador debe ser igual o superior a la dificultad que el director de juego había establecido: 15.

Actualmente este sistema que de por si bueno, con la popularidad y el nacimiento del sistema D10 cambió a este.

En los años setenta los primeros juegos de rol y de miniaturas que usaban habilidades basadas en porcentajes expresados por dados (RuneQuest fue el primero de ellos) utilizaron primero dos dados de veinte caras para obtener números que expresasen tiradas cuyo resultado se encontrase entre 1 y 100. El hoy en día ya mundialmente conocido dado de diez caras, de forma trapezoidal-pentagonal, fue inventado a finales de esos años setenta para cumplir esa misma función de dado porcentual y su invención fue anunciada durante los actos de las convenciones Gen Con de 1980.
A menudo los dados de diez se venden por pares, para ser usados como dados porcentuales. Uno de los dados puede, o no, estar inscrito en decenas de 00 a 90 (00, 10, 20, 30, 40, 50, 60, 70, 80, 90) y el otro estar inscrito de 0 a 9 (como la mayor parte de los dados de diez caras: 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9).
Ya merito acabamos con los dados nada mas… aunque si quieren saber un poquito mas de los inicios del rol vean estas notas que se publicaron con anterioridad.

Como ha sido indicado anteriormente el uso de dados de veinte caras remonta a la antigüedad. También era utilizado en juegos de guerra de los años 60 y fue pues uno de los primeros en ser utilizado en los juegos de rol, particularmente en 1974 con la versión original del juego Dungeons & Dragons, primer juego de rol en ser comercializado.
De las sucesivas ediciones del juego la tercera (editada en 2000) estableció el llamado sistema d20, sistema de reglas del que es propietaria la editorial Wizards of the Coast, quien lo ha extrapolado a otros juegos de rol desde entonces.

Según este sistema los personajes tienen modificadores que expresan sus habilidades. Lanzando el dado de veinte y sumando el resultado a su modificador el jugador consigue la acción que su personaje quería llevar a cabo. Por ejemplo un jugador tiene un +5 en la habilidad de leer y está intentando descifrar un pergamino antiguo. Si el director de juego impone una dificultad de 24 el personaje jugador sólo podrá descifrar el pergamino si su jugador obtiene un 19 o un 20 con su dado.

Otros sistemas de juego conceden al dado de veinte un papel central, pero no por ello se les ha de confundir con el sistema d20. Por ejemplo Pendragón (1985), de Greg Stafford, utiliza el dado de 20 como si de un dado porcentual se tratase, considerando las tiradas exitosas como aquellas que son iguales o inferiores al grado de habilidad del jugador.

¿Qué opinas?