Si hablamos de rol, hablamos de… Métodos de adivinación (segunda parte)

Escrito por | Categorías: Puro rol

Si hablamos de rol, hablamos de… Métodos de adivinación (segunda parte)

Que onda roleros, hoy les traigo la segunda entrega de este tema oculto. Con la letra “B” hay muy pocos, así que esta vez abarcaré también la “C”.

belomanciaBelomancia: Es un antiguo método de adivinación que consistente en el lanzamiento de flechas. Según la cultura se cogían las flechas y sobre ellas se escribía una frase y luego es escogía al azar una de las fechas y se la lanzaba, dependiendo de la fecha elegida se consideraba la frase y se consideraba que la flecha había respondido a la pregunta; en otras culturas solo se utilizaba para predecir el futuro el vuelo de la flecha y de este vuelo se sacaba la interpretación a la pregunta. Esta mancia fue muy utilizada por los Turcos, Los Caldeos, Egipcios e Hiitas.

bibliomancia

Bibliomancia: También conocida como Esticomancia. Dependiendo de la cultura estudiada vemos una forma de utilización u otra; en unas se utilizaban la Biblia para dirimir la culpabilidad de una persona, se cogía una balanza y en un plato se ponía a la Biblia y en el otro plato a la persona en cuestión, si la persona pesaba mas que la Biblia era consideraba culpable. En otras culturas era más fácil, se escogía cualquier libro en el que tuviera confianza el consultante, se abría al azar y le leía el primer párrafo. Se interpretaba lo que ponía este y ahí se encontraba la respuesta a la pregunta.


Botanomancia: Predicción mediante hojas o ramas de verbenas o brezo, sobre las que se graban los nombres y preguntas de los consultantes, cuando hace un fuerte viento por la noche, se va a la mañana a mirar la disposición de las hojas caídas y se interpreta.

Brisomancia: Método de adivinación que utiliza la inspiración de Brizo (diosa de los sueños). Consiste en interpretar los sueños.

cafeomanciaBronquiomancia: Un especialista estudia los pulmones de llamas blancas recién sacrificadas.

Cafeomancia: Adivinación por medio del los posos del café. Para esta técnica, se aprovecha el café que ha quedado en el filtro y se calienta nuevamente. Un instante antes de que el mismo hierva, se retira del fuego. Se deposita una pequeña cantidad en un plato blanco, se revuelve y se quita el exceso de agua. Se deja secar y con detenimiento se descubrirán las diferentes figuras extrañas que en realidad representan formas conocidas.capnomancia

Capnomancia: Consiste en registrar la trayectoria que toma el humo del incienso sagrado que se enciende en un altar. También se puede hacer con el humo que desprende un fuego o una hoguera. Si el humo asciende en vertical es buen presagio, pero si se queda bajo tal vez tengas algunas dificultades.

Cartomancia: Método de adivinación en el cual se utilizan cartas. El cartomante es quien tira las cartas y el consultante quien quiere saber su futuro. Existen múltiples técnicas de cartomancia, entre ellas una de las más conocidas es el tarot, que posee 78 cartas.

Cartopedia: Se basa en el estudio de la planta de los pies. Los terapeutas alternativos desarrollaron este principio en forma de diagnóstico y curación de enfermedades por medio de la estimulación de zonas concretas de la planta del pie (reflexoterapia).

cristalomanciaCatoptromancia o cristalomancia: Arte de mirar el interior de un cristal, ya sea pulido o natural, tratando de ver el futuro. Se trata de una variante del divisamiento, un método de adivinación que consiste en mirar fijamente una superficie clara o reflectante hasta que empiezan a formarse imágenes, ya sea dentro del objeto mismo o dentro de la mente del practicante.


En algunas culturas el espejo se sumergía en agua y al cual le llegaban directamente los rayos de la Luna, los espejos mágicos se hicieron muy famosos en la Edad Media. En la antigua Mesopotamia, los adivinos vertían aceite en cuencos con agua e interpretaban las formas que aparecían en la superficie. El profeta bíblico José llevaba siempre encima una copa de plata que usaba para beber y para divisar el futuro. Los antiguos egipcios, árabes y persas miraban en cuencos llenos de tinta, mientras que los griegos observaban espejos relucientes y metales bruñidos con la esperanza de percibir visiones iluminadoras. Los romanos fueron los primeros cristalománticos auténticos, pues preferían escudriñar el interior de cristales de cuarzo o berilo pulidos.

Otro ejemplo que todos conocemos seria la bola de cristal, este arte llamado es muy antiguo; en la época faraónica, en Egipto, se recurría a la observación de esferas de vidrio o de cristal o las aguas tranquilas. Esta técnica de leer la bola de cristal se origina en los oráculos de agua. Las tribus célticas, que se sabe habitaban la isla de Gran Bretaña desde 2.000a.C., fueron unificadas por los druidas, los cuales fueron uno de los primeros grupos que usaron cristales en la adivinación. Es interesante notar que la religión druídica tenía semejanzas con la religión megalítica de la “anterior” Gran Bretaña, por lo que es posible que de ellos haya venido el uso de este tipo de adivinación. Más tarde, durante el medioevo en la Europa Central (500 – 1500), videntes, magos, hechiceros, médium, gitanos, adivinos y todos los demás adivinadores también usaron cristales para “ver” el pasado, el presente o el futuro.

cristalomanciaEl berilo, debido a su naturaleza transparente, fue a menudo usado en los procesos adivinatorios. Los montañeses escoceses llamaron a estos objetos “piedras de energía”. Y aunque las primeras bolas de cristal fueron hechas de berilo, este material fue substituido más tarde por el cristal de roca, una roca aún más hialina. La bola de cristal más famosa del Renacimiento perteneció a John Dee, un matemático, astrónomo, alquimista y erudito inglés muy respetado, que fue contratado para calcular la hora astrológicamente más adecuada para la coronación de la reina Isabel I, en 1588. Actualmente la bola de cristal de Dee está guardada en el Museo Británico de Londres, Inglaterra.

El cristalomántico ideal tenía que ser una persona pura, tanto en lo espiritual como en lo físico, y debían prepararse para cada sesión rezando y haciendo ayudo durante unos días. Solía usarse una habitación especial, de ambiente solemne y ceremonial. Con esta preparación y esta atención por el mínimo detalle se trataba de ayudar al vidente a conseguir un estado de trance mientras contemplaba el cristal, facilitando así que aparecieran imágenes en su mente. En algunas culturas se pensaba que los niños resultaban los mejores videntes, pues eran espiritualmente puros y más abiertos a la imaginación que los adultos. Esta teoría era ampliamente aceptada en la Europa renacentista, donde era posible contratar a un niño o niña para que predijera el futuro mediante un ritual de consulta del cristal.

Cefalomancia: Se quema carbón en la cabeza de un burro mientras se recitan diversas posibilidades para el desenlace de los acontecimientos. Al mencionar la que ocurrirá, se escucha un sonido característico.

ceromanciaCeromancia: Predicción por la interpretación de los restos de las velas. En algunas culturas se derretía la cera y hacían caer sus gotas en un baso de agua para sacar presagios según, las figuras que se formaran. Los turcos descubrían los crímenes y los robos por este método, hacían derretir a fuego lento un pedazo de cera murmurando algunas palabras, lo quitaban después del brasero y hallaban las figuras que indicaban quien era el ladrón, donde estaba su casa o su guarida. En la Alsacia en el siglo XV, aun hoy día cuando hay un enfermo y las buenas mujeres quieren averiguar que santo les envió la enfermedad, toman tantos cirios de igual peso cuantos santos sospechan y aquel cuyo cirio se consumió el primero es tenido por el autor del mal.

Cledomismancia: Especie de adivinación deducida de ciertas palabras que proferidas y oídas en determinadas ocasiones eran tenidas por mal o buen augurio. Se dice que los Pitagóricos solían prestar una seria y minuciosa atención a las palabras que proferían los hombres, igualmente que a la de los dioses. Los romanos extremadamente supersticiosos tomaban por buen o mal augurio las palabras que se pronunciaban casualmente en un convite u otra reunión por ejemplo, las de victoria o felicidad, incendio, muerte, etcétera.

cleidomanciaCleidomancia o cledomancia: Se interpretan los movimientos de una llave suspendida de un hilo de la uña del dedo medio de una joven virgen mientras se recita uno de los salmos. También se puede enroscar alrededor de una llave, un billete que contenía el nombre de la persona sospechosa, y se colocaba esta en una Biblia que una joven virgen tenía en la mano, el adivino murmuraba en voz baja el nombre de las personas sospechosas y veías que el papel se desenroscaba y se movía sensiblemente. Otra forma es pegar fuerte una llave en la primera hoja del evangelio de san Juan, cerrar el libro y se ata fuertemente con una cuerda, de modo que el anillo de la llave sobresalga hacia afuera, la persona que quiere por este medio descubrir algún secreto pone el dedo en el anillo y pronuncia en voz baja el nombre del que se sospecha, si este es inocente la llave permanecerá inmóvil, pero si es culpable rueda con tal violencia que rompe la cuerda que ata el libro. Los cosacos y los rusos empleaban frecuentemente esta adivinación sobre todo para descubrir tesoros y estaban convencidos que donde los había, la llave daba una vuelta.

Cleromancia: Es el arte de predecir lo futuro echando la suerte con dados, huesecillos, habas blancas y negras. Se ponían en un vaso y se agitaba y después de haber rogado a los dioses se echaban sobre una mesa para predecías el futuro, según la disposición de los objetos. Había en Bura, ciudad de la Acalla un oráculo de Hércules que se interpretaba sobre un tablero con 4 dados, el peregrino después de haber orado los arrojaba, y el sacerdote observaba los puntos que habían salido y de ellos sacaba las predicciones de los futuros sucesos. Era necesario que los dados estuviesen hechos de huesos de animales sacrificados, comúnmente se escribía sobre los huesecillos o sobre pequeñas tablillas, estas se metían en una urna y enseguida se hacía sacar una por el primer muchacho que encontraban, si la inscripción que salía en la suerte tenia alguna conexión con lo que se quería saber era cierta la profecía.

Climomancia o ciclomancia: Predicción mediante un objeto giratorio que selecciona la respuesta escrita, algunos ejemplos serían la famosa rueda de la fortuna o el juego de la botella (quien no ha jugado botella). Una variante más refinada de este arte consiste en emplear platos exquisitamente decorados, que al girar forman figuras caprichosas. Pidiéndole al consultante que diga lo que ve en el plato, el vidente puede conocer tanto facetas de su personalidad como posibles eventos de su futuro.

cromniomanciaCrisomancia: Adivinación por las carnes y tortillas, eran la parte de las tortillas que se ofrecían en sacrificios, la harina y la cebada las que se esparcían sobre las victimas para poder sacar presagios.

Cromniomancia: El futuro se lee en las formas que se observan en una cebolla cuando es rebanada. Esta adivinación se utilizo en Alemania, entre las jóvenes que deseaban saber a quien iban a tener por marido. Se practicaba en la noche de Navidad, se ponían algunas cebollas sobre el altar, y se escribía encima el nombre de la persona o personas de las que se querían tener noticias. La cebolla que brotaba primero anunciaba que el sujeto cuyo nombre tenía, gozaba de perfecta salud.

Coscinomancia o cosquinomancia: Adivinación por medio de una criba, de un cedazo, o de un tamiz, colocabas la criba sobre unas tenazas que se cogían con dos dedos, empezaban a nombrar a las personas sospechosas de robo u otro delito oculto, era culpable aquélla, que al decir su nombre la criba empezaba a temblar o se volteaba, si en lugar de una criba se pone un tamiz sobre un plato, nómbrese del mismo modo a las personas sospechosas y el tamiz rodará hacia el nombre del ladrón.

Cumberlandismo: Adivinación por contacto o visión dermoóptica, es una forma de telepatía desarrollada y dada a conocer por Stuart Cumberland. Es la capacidad de captar los pensamientos, imágenes, sensaciones, etc. a través del contacto con la piel de la otra persona. Los escépticos aseguran que simplemente es una ilusión.

Sigan atentos a los próximos números.

imagenes de apoyo: deviantart.com

¿Qué opinas?