Si hablamos de rol, hablamos de… El limbo

Escrito por | Categorías: Puro rol

Si hablamos de rol, hablamos de… El limbo

limboQ onda hermanos roleros, hoy les traigo un tema que a muchos nos espanta, es ese el lugar donde permanecen las almas sin descanso, esas que piensas que tevan a salir derepente de un pasillo oscuro, cuando estas solo y temes voltear a ver que es lo que hay a tus espaldas, cuando sientes un frío que te recorre la espalda y sientes como la adrenalida sube de golpe causandote ese cosquilleo en el estomago tan caracterisco, o cuando estas en tu cama sudando envuelto en tus cobijas, temeroso de quitartelas de la cablimboeza porque todo lo que alcanzas a ver son algunas siluetas, pero tienes que hacerlo pues te estas sofocando con tu propio calor corporal, pero sabes que algo a de haber escondido entre tus pertenencias, una precensia ajena a tí y al asecho.

El limbo ha sido muy utilizado por la industria cinematografica, en especifico la de terror, pues se dice que en este lugar estan las almas sin descanso, las que no pueden ir ni al cielo ni al infierno, que dejaron algo pendiente por realizar cuando estaban vivos y ahora no pueden descansar en paz e intentarán resolverlo.

limboEsta creencia cristiana es una respuesta a la duda de a donde van las almas de los niños que murieron sin haber cometido ningún pecado personal, pero tampoco se libraron del pecado original (cometido por Adán y Eva al desobedecer el mandato divino de no comer del árbol del conocimiento del bien y del mal) entonces, como no pueden ir al cielo, pero tampoco su pena es tan grande como para ir al infierno, tienen que ir a algun lugar, y ese es el limbo.

Limbo significa borde u orla, adoptado por la religión catolica entonces se podria decir que el limbo es el borde del infierno, donde no hay castigo, es una especie de nivel superior donde no alcanza el fuego

Hay dos limbos, el de los patriarcas, donde están todas las almas de los buenos creyentes que murieron antes de la resurrección de Jesús, y el de los niños, teoricamente a este último, a pesar de su nombre, también irian los adultos que no cometiendo nungún pecado personal, no hubierantenido tenido la oportunidad de conocer la doctrina cristiana ni ser bautizados, aunque ay muy pocas posibilidades de esto, debido al estado de concupiscencia (propensión natural de los seres humanos a obrar el mal) ocasionado por el pecado original.

Aunque popularmente se cree que es el lugar a donde las almas van, desde el punto de vista teologico, el concepto nunca estuvo completamente definido, a esto se le conoce como teologúmeno. En realidad, el limbo nunca fue declarado dogma por la Iglesia, pero esta creencia fue ampliamente difundida en el mundo católico, aunque sí fue declarado dogmáticamente que el pecado original merece las penas del infierno, y que sólo a través del bautismo, en cualquiera de sus formas, puede ser perdonada la culpa que lo acompaña. 

limboSan Agustín fué el primero en fijar la doctrina respecto al destino de los no bautizados, oponinedose a la doctrina pelagiana (doctrina surgida en el siglo V, creada por Pelagio y considerada como herejía, pues negaba la existencia del pecado original, asegurando que el castigo solo era para Adán y por ello la humanidad nacía libre de culpa, asi que el bautismo, que limpia ese supuesto pecado, ya no tendría sentido, además defendía que la gracia no tenía ningún papel en la salvación, sólo era importante obrar bien siguiendo el ejemplo de Jesús), sus conclusiones fueron que, el pecado original merece las penas del infierno y los niños no bautizados no pueden tener otro destino, aunque él mismo afirmaba que sólo debían sufrir allí una pena levísima, limitada a la privación de la visión beatífica (visión de Dios).

Alberto Magno introdujo el término, y Santo Tomás, su discípulo, debido a su influencia, generalizó la doctrina de un lugar específico para los niños. Nunca fue incorporada al dogma, pero sí ha sido enseñada regularmente por la Iglesia, los catecismos populares en los siglos XIX y XX, como el del padre Ripalda, mencionan el limbo de los niños como uno de «los infiernos», junto al purgatorio, el limbo de los patriarcas y el infierno de los condenados. Los catecismos modernos, como el de Baltimore, no hacen mención expresa de su nombre, pero, a diferencia del Catecismo de Trento, describen o especulan acerca de un destino especial para los niños muertos sin bautismo.

limboEl 19 de abril de 2007, la Comisión Teológica Internacional, que fue presidida por Joseph Ratzinger hasta su elección como papa Benedicto XVI, publicó un documento teológico, que subraya que la existencia del limbo de los niños no es una verdad dogmática, sino solamente una hipótesis teológica, entre otras. El documento considera, como otros muchos en la historia de la Iglesia Católica, un misterio el destino preciso de los niños sin bautizar, expresando la esperanza de encontrar en el futuro una solución teológica que permita creer en su salvación. Ya en las reformas litúrgicas que siguieron al Vaticano II, se había establecido un rito específico para el sepelio de los niños no bautizados.

Si la doctrina del limbo, como dependencia del infierno o como mansión independiente, ha dado históricamente lugar a acusaciones de pelagianismo, éstas serán sin duda mayores, y ya han empezado a oírse, si la Comisión Teológica encuentra una manera de justificar la salvación de no bautizados, posibilidad negada expresamente en declaraciones dogmáticas irrevocables de la Iglesia.

imagenes de apoyo: deviantart.com

¿Qué opinas?