El Hombre de Acero – Lo que pensamos

Escrito por
Categorías: Oraculo Visual

Ingeniado y creado por el guionista Jerry Siegel y el artista Joe Shuster y tras aparecer por primera vez en el cómic Action Comics #1, publicado el 18 de abril de 1938, Superman rápidamente se convirtió en un fenómeno cultural, ganando fans en todo el mundo en versiones animadas y con actores de carne y hueso, en prácticamente todos los medios de entretenimiento conocidos.

 

 

 

Ahora, para hablar de “El Hombre De Acero”, tenemos que ser conscientes de dos cosas, las más importantes para abordar nuestro punto de vista de la película son: existen las versiones cinematográficas (animadas y live-action)  y las versiones de los comics. De estas últimas hay tantas, que posiblemente nunca acabaremos de nombrarlas, ya que este personaje no solo es un personaje sino un icono.

 

Superman, lleva mucho misticismo, tanto en comics, como en sus adaptaciones, es uno de los pocos que desde hace décadas carga un mensaje, un mensaje único (y muy pesado) de esperanza y honor. Su simbolismo y comportamiento hizo que el personaje fuera un  “reflejo de las buenas costumbres” y claro ejemplo de que “la esperanza muere al último”.

 

Desde su creación fue adoptado como el “niño bonito, el Boy Scout de américa” y con el paso del tiempo el más conocido súper héroe de la historia.

 

Pero no todo es miel sobre hojuelas, este personaje que conocemos como el alienígena super-poderoso que es más humano que los humanos, ha tenido últimamente muchos problemas legales terrestres.

 

Que las últimas decisiones que se ha tomado “la corte” con su destino,  han hecho que algunos seguidores de este personaje pierdan un poco de fe en él, en los comics (y posiblemente en todo lo que arrastra).

 

Pero lo que al hombre de acero lo ha mancillado más, son sus versiones cinematografías, desde 1948.

 

Pero la historia de “nuestra era” comienza cuando Richard Donner tiene en sus manos a “Superman: la película” con Marlon Brando, Gene Hackman, Christopher Reeve y Margot Kidder. Una película fue aplaudida por muchos, tanto que tuvo sus secuelas que poco a poco fueron debilitando al personaje al grado de llevarlo al fracaso como inversión cinematográfica.

 

Después de 2006 del último intento de Warner bros de hacer algo con Superman en pantalla y un poco confiados del éxito que tuvo Batman Begins un año atrás, se dejó de pensar en algo que tuviera que ver con el kriptoniano.

 

Ahora (de nuevo) tras el éxito tenido con la saga de Batman de Christopher Nolan, y la creaciónde un universo  encadenado de super héroes de marvel, vemos nacer de entre las cenizas a Superman, bajo la dirección de Zack Snyder, director de 300 y Watchmen, con una historia de la mano de David S. Goyer y Christopher Nolan, mismos que volvieron a poner a Batman en un pedestal de gloria comparado con sus últimas adaptaciones cinematográficas.

 

Dicho esto.

El hombre de acero vuelve a tomar vida, cuyo estreno es el 14 de junio de 2013. Y cuando digo que vuelve a la vida, es que como seguidor de los comics de DC, y como fan del personaje, doy fe de su regreso a las pantallas como realmente lo queremos ver “como un símbolo.”

 

En sustancia es el mismo Superman, guapetón, galante y sencillo, pero podemos percibir algo diferente, algo que nos llamara la atención, Zack Snyder, nos presenta un nuevo superman, muy cerca de la nueva era de comics, mas aterrizado a los conocidos New 52, pero sin perder sus orígenes clave.

 

La gama de efectos visuales que Zack está acostumbrado a realizar, no limitan el potencial de la historia que presenta, sino que los fusiona de una manera que al espectador puede ver como creíble.

 

El gran reparto que tiene, explora nuevos horizontes de los actores, algunos los redime de papeles anteriores y otros los deja en un estado  que no gusta pero tampoco disgusta, Eso sí, en esta película no encontraremos a ningún ganador del Oscar como mejor actor.

 

La música de mano del poderoso Hans Zimmer, deja marcado un sello único en la cinta, también muy bien fusionada con la historia, pieza fundamental en esta película.

 

Cabe destacar que esta película toca fibras muy sensibles entre los fans más puristas, cruza límites que no se habían visto dentro del personaje, por lo menos del Superman que conocemos (no entran aquí los de los multiversos).

 

Y por último abre un camino muy simple para tener una secuela, aunque se nota que esta historia fue pensada para ser secuela, se puede mantener así.

 

Si notan sinceramente no queremos soltar ningún spoiler, ni mucho menos destruirles la trama que como comentamos es muy simple. Aunque eso si.

El oráculo visual de la una calificación de 20d20

Deja un comentario