Juguetes Mexicanos

Escrito por
Categorías: Oraculo Visual

Juguetes Mexicanos

Como ya es tradición, en nuestro país México, en la madrugada del 6 de enero llegan los Reyes Magos a las casas a dejar regalos o juguetes a los niños, recordando como le dejaron presentes al niño Jesús en su nacimiento.

Los pequeños roleros hacen sus cartas a Los Reyes para pedir sus juguetes favoritos, en la actualidad, es común que quieran una consola de videojuegos, muñecas alusivas a personajes del género del terror, juguetes de control remoto, algún juguete lego y por supuesto la tradicional bicicleta.

Pero sean preguntado, ¿qué pedían nuestros abuelos a Los Reyes Magos? Aquí unos ejemplos de los juguetes tradicionales mexicanos.

El BALERO, hecho de madera donde un cilindro con un orificio en la parte de abajo. Por la parte de arriba estaba unido con una cuerda a un palo. Lo que se tenia que hacer, era atinarle al orificio, realizando diversas suertes, como el capirucho, por atrás, media vuelta, entre otros.

También teníamos el TROMPO, los primeros fueron realizados de madera, con el tiempo fueron evolucionando y se realizaron de plastico. Regresando a los de madera, en la punta, tenian un clavo, que era lo que lo hacia girar sin que se desgastara. Este tenia un grado más de dificultad que los más modernos, ya que su peso era mayor y al realizar los diversos trucos causo algunas descalabradas y algunas ventanas rotas.

El YO-YO, tuvo la misma evolución que el trompo, primero de madera y luego de plastico. 

Nuestras abuelas se divertían con las MUÑECAS DE TRAPO, con vestidos muy coloridos y listones de diversos colores. En la actualidad se venden como una artesania. También se fueron actualizando y ahora hay diversidad de modelos.

Las TABLITAS se podían volver adictivas, podías pasar horas tratando de descubrir como bajaba la tablita.

Este juego estaba compuesto por pequeñas tablitas rectangulares unidas con listones y acomodadas de cierto modo y hacia la ilusión de que la tablita se recorría de la parte de arriba hasta la parte de abajo.

Con la PIRINOLA, podías perder todo tu domingo y ser el niño más rico de la cuadra. Y el bromista asustaba con la VIBORITA  a sus amigos.

Otros que no podemos pasar, son los LUCHADORES,que un principio eran dos muñequitos de madera que movian los brazos y simulaban la pelea. Pero los que más recordamos son los de plastico, que después de la segunda pelea, ya estaban todos despintados, pero eran muy divertidos. Con la misma posición y que se volvió clásica y si te portabas bien, hasta el RIN de madera te incluían.

La LOTERIA,es todo un clásico mexicano, en las Kermes no podían faltar y el ganador al final tenia que gritar LOTERIA. Quien cantaba las cartas, acostumbraba decir una frase antes de mencionar de que se trataba, por ejemplo: Atarántamela a palos, no me la dejes llegar, LA ARAÑA; La herramienta del borracho, LA BOTELLA.

Y la lista sigue, la mayoría eran de madera, como los trenes y carritos que se traían con una cuerda; los patines eran de fierro y pesaban mucho y ahí las caídas eran buenas. La MATATENA te hacia mucho más hábil, estaban las MARIONETAS con las que inventas un montón de historias (digamos que fueron los antecesores de los personajes del juego rol).

Juegos muy divertidos que aún los podemos encontrar en los mercados de artesanías. Si quieren saber más, pregúntenles a sus papás o sus abuelos y seguro que les contarán grandes historias de cuando jugaban con ellos.

¿Qué opinas?