Miley Cyrus en la Rolling Stone Magazine

Escrito por
Categorías: Rol & Rock

Bueno esta joven ya es portada de la Rolling Stone Magazine y no era para menos con lo mucho que se ha hablado de ella. En la entrevista toca el tema de la ya conocida doble moral norteamericana que tanto la ha criticado, cosa que también se ha hecho en nuestro país más que nada por nuestra puritanidad y valores mal entendidos. Al final es una estrella pop juvenil que sólo intenta divertirse. Repito y  recalco; es una estrella pop.  ¿Que acaso ya nos olvidamos de Cindy Lopper o Madonna? De hecho todos los rockeros y estrellas de la música han tenido míticos desvaríos; desde el famoso Keith Moon (que iba desde volar inodoros y de paso el tímpano de Pete Thownshend  hasta ingerir tranquilizantes para caballo) ó las locuras en el escenario de Jim Morrison que lo hicieron terminar en la cárcel y no olvidemos lo del vampiro de Ozzy, un sin fin de locuras.   Entonces: ¿Porque nos altera tanto esta niña?      Mi humilde teoría es:  a ella la vimos desde pequeña, cuando representaba a la tierna Hanna Montana. En nuestra mente sigue siendo esa persona y por esa razón tenía que ser un modelo a seguir. Es como el caso paternal en el que los hijos siempre tendrán 5 años y por ende ellos no sabrán nada de sexo o esas cosas del diablo. ¡Por Dios, todos crecemos! y dejemos de lado nuestro egoísmo intentado responder la siguiente pregunta: ¿Quién no hizo idioteces de joven?     Ya saben, cuando vestíamos ropa ridícula y nos sentíamos en onda,(en mi caso esos horribles pantalones de MC Hammer o Vanila Ice) lo mismo aplica a cortes de pelo o nuestra forma de hablar. También pasa en la juventud de hoy; el vinculo generacional se repite y ahora sonamos como nuestros padres criticando las nuevas generaciones, las maneras en que actúan y hasta el chiste se cuenta solo cuando uno ve padres quejándose de sus hijos en Facebook. ¿Qué acaso olvidamos que fuimos jóvenes y creíamos saber todo y que los adultos no sabían nada? Ahora también creemos saber todo de las personas. Siendo más concreto: todos critican la forma en que esta chica intenta ser sexy, a lo que ella responde "¿Ser sexy? Si solo me estoy divirtiendo". En la época de la información y donde todo se comprarte en redes sociales, como dije, creemos que sabemos lo suficiente para criticar cualquier cosa que vemos.      El punto es dejar a los músicos ser músicos. Como diría Hesse: al final los artistas son entes que comparten sus momentos más íntimos que van desde los  tristes hasta los felices, pasando por todo lo que hay en medio. Entendamos que el hecho de que los compartan no significa que sean nuestros. No hay derecho de exigencia así que dejemos de sobrevalorarlos y exigirles ser modelos sociales porque al final, esa es chamba de los padres  y no de los rockeros o estrellas pop.    

Deja un comentario